Espaguetis de calabacín a la napolitana


¿Te gusta la pasta? Pues anímate a probar esta receta de pasta de verduras / ensalada fresca, ligera y cargada de vitaminas y fitonutrientes, sin gluten, sin lácteos, todo crudo y natural. ¡Deliciosa!

En la versión de la foto los espaguetis de calabacín están hechos con la espirilizadora Spirali de compra en www.conasi.eu, aunque también puedes encontrar otros modelos en Amazon, por ejemplo. Es un pequeño electrodoméstico barato y que te permite cortar distintas verduras con 3 cuchillas diferentes en forma de espaguetis más o menos gruesos y tallarines. No es sólo una cuestión estética, sino que al hacer diferentes presentaciones de los alimentos los sabores cambian y también nuestra percepción sensorial. Tu sensación al tomar este plato es totalmente de estar comiendo pasta, a pesar de que a todos los efectos es más bien una ensalada.

Si no tienes espirilizadora, no pasa nada, puedes cortar los calabacines con una mandolina o un pelador de patatas en láminas finas y luego hacer cortes a lo largo con un cuchillo.

Es un plato muy ligero, por lo que las cantidades que indico en la receta son para una sola persona. Si vas a cocinar para dos tienes que duplicar la cantidad.

Tiempo de preparación: 10-15 minutos.

Ingredientes para 1 persona:

  • 1 calabacín.
  • 1 zanahoria.
  • 5-6 tomates cherry.
  • Un trocito de pimiento rojo.
  • Un puñado de espinacas baby u otra verdura de hoja verde (opcional).

Ingredientes para la salsa napolitana:

  • Un poco de tomate triturado.
  • Dos tomates secos hidratados media hora.
  • Los restos del calabacín que quedan tras hacer los espaguetis con la Spirali.
  • Una cucharadita de semillas de lino.
  • Unos pimientos del piquillo (es opcional, si te gusta un toque picante).
  • El zumo de medio limón.
  • Un chorreoncito de aceite de oliva virgen extra.
  • Hierbas aromáticas: albahaca, perejil, orégano.
  • Un poco de pimienta negra.
  • Sal marina sin refinar o sal rosa del Himalaya al gusto.
  • Un pellizco de cúrcuma.
  • Una cucharadita de levadura nutricional.

Antes de nada, pon a hidratar un par de tomates secos. No son imprescindibles si no tienes, pero realzan el sabor y el color rojo intenso de la salsa.

Prepara los espaguetis de calabacín con el utensilio que tengas disponible (espirilizadora, mandolina o pelador y cuchillo). Si el calabacín es ecológico no es necesario pelarlo. A continuación, puedes hacer también espaguetis con la zanahoria o bien cortarla en cuadraditos. Pica el pimiento rojo y parte los tomates cherry por la mitad. Si quieres puedes preparar una base para tu plato con espinacas baby o alguna otra verdura de hoja verde.

Por último, pon todos los ingredientes de la salsa en una batidora, picadora o robot de cocina. Si te apetece un poco de "queso rayado" crudivegano, en lugar de incorporar la levadura nutricional a la salsa, pícala en un molinillo o picadora con unas pocas almendras crudas y una pizquita de sal y espolvorea la mezcla en el plato en el momento de servir.

Arrivederci!

Puedes escribir un comentario o volver a la página de artículos