Regálale un día libre a tu cuerpo - Parte II


Después de los excesos de las vacaciones, nuestro cuerpo pide a gritos que le demos un descanso y bajemos un poco el ritmo. En mi post anterior te propuse dos opciones alternativas para realizar una depuración de un día y regalarle unas horas libres a tu organismo para que tuviera tiempo de ponerse al día con tareas de detoxificación y mantenimiento. Las dos propuestas eran: el día de la fruta o el día de los líquidos. Si te has animado a hacer alguna de ellas, sigue leyendo para ampliar más información.

Antes de nada, quiero aclarar que los dos planes depurativos propuestos funcionan como detox, pero en absoluto son un ejemplo de lo que es una dieta saludable y equilibrada.

Objetivos de una depuración

El objetivo de cualquiera de las dos opciones de depuración de 1 día que te propongo es doble:

  • Por un lado, pretendemos simplificar al máximo la tarea de la digestión. La digestión de un zumo sin la fibra puede durar unos 15-20 minutos (a diferencia de una digestión de alimentos de origen animal que se puede extender durante 3 o 4 horas, o incluso más). De esta forma, el cuerpo puede utilizar toda esa energía y esas enzimas que no gasta en otras tareas.
  • Por otro lado, las dietas depurativas de 1 día propuestas son muy hipocalóricas, por lo que estaremos quemando grasa antigua que tenemos almacenada y, con ello, estaremos poniendo en circulación las sustancias tóxicas que había almacenadas en ella para que el hígado, los riñones y el intestino, que tienen poca carga de trabajo ese día, se puedan dedicar a depurarlas.
  • Además, entre otros beneficios, con los alimentos vivos que vamos a consumir estararemos aportando una gran cantidad de enzimas a tu organismo sin gastar las "reservas" del cuerpo.

Pérdida de peso

Aunque ya hemos dicho que se quemarán grasas, como hemos explicado, el objetivo principal de este día de depuración es la detoxificación, no la pérdida de peso. Más bien, eso sería una consecuencia de la baja ingesta calórica. No obstante, si te pesas al día siguiente, seguramente hayas perdido un kilo o incluso más (fundamentalmente por la pérdida de líquidos retenidos). Pero si en los días posteriores a la depuración sigues con tu alimentación habitual, lógicamente, lo recuperarás en muy poco tiempo.

Nuestra hipófisis tiene almacenado el dato del peso normal de nuestro cuerpo y hace todos los cálculos que tiene que hacer en base a ese dato (por ejemplo, el volumen de sangre que tiene que haber en nuestro organismo, el gasto metabólico según la energía que se necesita, etc.). Funciona como un muelle y tiende a mantener estable ese peso conocido. Si, por la razón que sea, tenemos una leve bajada de peso puntual (como puede pasar tras un resfriado o gastroenteritis, o como consecuencia del detox), nuestro cuerpo no tardará en recuperar su peso anterior.

Si te venía bien perder un poco de peso y quieres tratar de mantener lo que has perdido, la forma de hacerlo es estirar un poco ese muelle. ¿Cómo puedes hacerlo? Cuidándote un poco más en los días posteriores, comiendo más ligero, con menos excesos. Si haces esto durante unos días, es más probable que consigas mantener esa pérdida y, después, podrás volver a comer con normalidad porque tu hipófisis ya habrá grabado ese nuevo "peso normal".

Efectos adversos

Quizá te preguntes si no es perjudicial pasar un día comiendo sólo fruta o bebiendo líquidos, si no tendrás carencias de nutrientes esenciales o si no será mala tanta cantidad de azúcar de la fruta. Piensa que es sólo un día y que tu cuerpo va a estar perfectamente hidratado y estás consumiendo alimentos frescos, limpios y orgánicos cargados de vitaminas, minerales y enzimas.

Cuando se habla de requerimientos dietéticos nos referimos a llevar una dieta equilibrada dentro de un contexto más amplio. La idea es que a lo largo de la semana si que vayamos incorporando todo lo que nos hace falta, pero no es necesario que todos los días comamos de todo. Nuestro cuerpo tiene capacidad de almacenar aquello que necesita (todo salvo oxígeno). Nuestro organismo es capaz de sobrevivir muchos días sólo con agua.

Esta práctica de la depuración viene de la antigüedad y los animales también la practican. ¿Nunca has visto a un perro comer hierbas con la intención de purgarse?

Sin embargo, como consecuencia de la detoxificación, puede que si notes algunos pequeños efectos adversos: un ligero dolor de cabeza o un leve mareo, quizá te salga algún granillo,... Estas cosas en realidad serían buena señal, indican que, efectivamente, nuestro cuerpo está depurando y eliminando toxinas.

Contraindicaciones

No es recomendable hacer una depuración durante el embarazo o la lactancia. Se están removiendo tóxicos y estos pasarían al bebé a través de la placenta o la leche materna.

Sin embargo, si que es muy recomendable hacerla para preparar a nuestro cuerpo si estamos buscando un embarazo. En este caso, como recomienda Virginia Ruipérez en su libro "Fertilidad natural", puedes emplear el método acordeón y hacer un día de depuración cada 1 o 2 semanas.

Consejos para este día

  • Es importante que sea un día relajado, si puede ser un día que no trabajes mejor que mejor, porque tendrás más tiempo para cuidarte y menos desgaste de energía. En fin de semana sería ideal.
  • Se puede y se debe hacer algo de ejercicio, pero ejercicio suave: caminar, correr no muy fuerte, montar en bici o nadar durante 30 minutos o 1 hora. No es el día de darte un tute en el gimnasio, te sentirás algo floja/o y, además, esa no es la idea. Es un día que le regalas a tu cuerpo para que pueda cuidarse a sí mismo sin un desgaste excesivo de energía.
  • Dedica un rato a hacer cosas que te gusten, a leer, a hablar con una amiga/o. Disfruta de actividades relajantes y agradables.
  • Si te apetece, también puedes probar a meditar unos minutos. Meditar es algo tan sencillo como buscar un espacio tranquilo, sentarte cómodamente y concentrarte en observar tu respiración, o bien fijarte en cómo apoyas el pie mientras das un paseo por la playa o por el campo. Sólo con eso ya notarás el descanso para tu mente. Pruébalo.

Complementos a la depuración

  • Si quieres, puedes también ayudar a tu piel y a tus nódulos linfáticos (otros de tus órganos depurativos) a eliminar toxinas mediante el cepillado en seco. Utiliza un cepillo de cerdas naturales y cepilla suavemente la piel de todo el cuerpo en dirección al corazón, incidiendo especialmente en la zona de las ingles y las axilas.
  • Después del cepillado en seco, también puedes tomar una ducha de contraste combinando unos minutos de agua caliente con otros de agua fría y repitiendo este ciclo algunas veces (terminar siempre con agua fría).
  • Es fundamental ir al baño el día de la depuración para ayudar a nuestro intestino. Si no lo consigues de forma natural, puedes probar con un enema de café orgánico.

IMPORTANTE: cómo entramos y salimos de la depuración

Tan importante como el propio día de depuración lo son el día previo y los posteriores.

El día anterior no debemos hacer grandes excesos, comida normal pero ligera y, si evitamos alimentos de origen animal, mejor que mejor. Preferiblemente, cena algo crudo y tempranito.

En los días posteriores a la depuración, la idea es ir de nuevo incorporando todos los alimentos, pero poco a poco. Al día siguiente, lo ideal es comer crudivegano, es decir, verduras y hortalizas crudas, frutos secos crudos, algunas semillas, aunque ya se vaya pareciendo más a nuestra comida habitual y utilicemos aliños. Y los días siguientes ya podemos introducir cereales y legumbres y cocinar los alimentos si queremos, pero mejor evitando consumir proteína animal (leche, huevos, carne y pescado) durante un par de días.

Formas de acortar o alargar la depuración

Una opción menos restrictiva y que también da unas horas libres a tu cuerpo con poco esfuerzo consiste en hacer la depuración desde el almuerzo de un día haste el del día siguiente. Es decir, comes normalmente, cenas y desayunas en modo detox y, al día siguiente, vuelves a comer con normalidad. Es menos eficaz, pero también es válido.

Algo parecido también valdría para alargar un poco la depuración de 1 día. El día anterior cena temprano y muy ligero, por ejemplo, una ensalada, y al día siguiente a la depuración toma un zumo al levantarte y espera a comer hasta que te de hambre. De esta forma, sumando las horas de sueño, estás alargando casi otro día la depuración sin apenas darte cuenta.

Si te sientes lanzada/o y quieres alargarlo unos días más, te planteo una propuesta muy llevadera para una semana:

  • El primer día sería el día de líquidos (preferentemente) o el de frutas.
  • Los 2 días siguientes serían días de crudos. Puedes comer ensaladas, gazpachos, cremas frías, bebidas o leches vegetales, frutos secos y semillas crudas. Te dejo enlace a una propuesta con recetas ricas de lalakitchen para un after summer reset de 2 días que podrías utilizar para esta parte.
  • Los 4 últimos días serían días vegetarianos. Ya puedes incorporar cereales y legumbres y cocinar los alimentos (mejor de forma suave, por ejemplo, al vapor). Puedes incorporar cremas de verduras, hummus, ensaladas de legumbres, quinoa, arroz integral, etc.

Evita las tentaciones

Por último, decirte que es posible que sientas algo de hambre o, más bien, deseo por algún alimento en concreto, seguramente, por cereal. Escucha a tu cuerpo, observa esa sensación y déjala pasar. Si el hambre es real, puedes saciarla con una manzana, por ejemplo. Dijimos que no había límite en la cantidad que quisiéramos comer o beber.

Mi consejo es que evites las situaciones que puedan suponer una tentación, como ir al supermercado o cenar fuera de casa. De todas formas, si cayeras en alguna de esas tentaciones, no pasa absolutamente nada, no te juzgues, eres humana/o, lo has intentado y puedes volver a intentarlo cuando tú quieras.

Y recuerda: esto es un regalo precioso que tú has decidido hacerle a tu cuerpo. Todos esos alimentos que te apetecen seguirán ahí mañana o cuando elijas comerlos.


Si te surge alguna duda, puedes preguntarme lo que quieras. Prueba y me cuentas tus sensaciones.

Puedes escribir un comentario o volver a la página de artículos