Zumoterapia: la salud que se bebe


Seguro que has oído hablar de la moda de los zumos y batidos verdes, ¿los has probado?, ¿los tomas habitualmente?, ¿aún no? Espero convencerte para que eso cambie. ¿Me sigues?

Podría darte muchas razones para que incorporaras estos elixires verdes (o multicolor, a veces) a tu alimentación diaria, pero la más fácil de todas es tan sencilla como que están buenísimos ummm y ¡qué bien sientan! Pura vida y salud que se digiere en un ratito. Pero es que además son un cóctel de micronutrientes, enzimas, vitaminas y minerales que van directos al torrente sanguíneo. Y es que ya lo decía Hipócrates "Bebe tu comida y come tu bebida".


Diferencias entre un zumo y un batido verde

Un batido o smoothie se prepara en una batidora, una potente, para que quede bien triturado. Podríamos utilizar una thermomix o versiones más profesionales como la vitamix, pero también hay opciones excelentes de batidoras de vaso americano más económicas, lo importante es que sean potentes (más de 800 w).

En los batidos, la fruta y la verdura conservan la pulpa y la fibra. Es necesario añadirles agua para triturar los alimentos y obtener una bebida. Son más saciantes y la presencia de fibra hace que la digestión sea algo más lenta y que el índice glucémico (nivel de azúcar en sangre) aumente menos, lo cual es positivo. Son un excelente desayuno, pero también se pueden tomar a cualquier hora del día.

Los zumos se pueden preparar en una licuadora o extractor lento de zumos, aparatos con los que separamos la pulpa y extremos el jugo. No es necesario añadirles agua, pero podemos usar ingredientes que no quedan tan bien en el batido, como zanahoria o remolacha. La ausencia de fibra hace que su absorción sea muy rápida y tarden muy poco en llegar al torrente sanguíneo. Son una fuente excelente de energía inmediata y limpia, y una forma ideal de empezar el día.

Los zumos también se pueden preparar en batidora y filtrarlos después con una bolsa para preparar leches vegetales. Te dejo aquí la "The lalakitchen superzumo fórmula" para que veas cómo.


Diferencias entre una licuadora y un extractor lento de zumos

Los dos electrodomésticos sirven para preparar zumos pero hay algunas diferencias entre ellos. Aunque tienen en común que los dos aparatitos tienen bastantes piezas y son un poco pesados de limpiar, a ver, todo no podía ser tan maravilloso...

Las licuadoras son más rápidas y tal vez desperdicien algo menos de pulpa, pero tienen el inconveniente de que sus cuchillas girando oxidan la fruta y verdura y hay que consumir más rápidamente el zumo después de prepararlo.

Los extractores lentos obtienen el zumo por presión, no tienen cuchillas. Hay que trocear algo más los alimentos antes de introducirlos y son algo más lentas, pero presentan la ventaja de que no oxidan las frutas y verduras y el zumo se puede conservar más tiempo antes de beberlo.

Si te preocupan los restos de pulpa, hay muchas recetas que se pueden encontrar en Internet para aprovecharlos. Te dejo aquí, por ejemplo, unos bollitos para aprovechar la pulpa de zanahoria (receta de Lalakitchen).


Ingredientes esenciales de un zumo o batido verde

Según Carla Zaplana, autora del libro "Zumos verdes", los ingredientes básicos que debe contener un zumo son 3:

  • Una base de pepino o apio.
  • Hojas verdes: espinacas, col (kale, lombarda, rizada,...), lechugas de diversos tipos, escarola, perejil, menta, rúcula, etc.
  • Una fruta: manzana, pera, mango, piña, melón, sandía, pomelo, frutos rojos, plátano (en batidos), etc.

Opcionalmente, se pueden añadir otras delicias como algún superalimento (hierba de trigo, polen de abeja, chorella o spirulina, maca, açai,...), brotes germinados, canela, jengibre, brócoli, etc. O si es un batido, ponerle también algunas semillas, por ejemplo, de chía.

A cualquier de las recetas siempre puedes añadirle si quieres un poquito de zumo de limón, para alcalinizar y retardar la oxidación.

Al batido habrá que añadirle también agua o agua de coco (también se podría añadir agua al zumo para aumentar su volumen). Y, si es verano, se pueden usar frutas congeladas para los batidos o hielo y conseguimos un sorbete.

Es importante ir variando los ingredientes para obtener sus diversos beneficios. Y, fundamental, no abusar de las frutas. Al principio, quizás tengas que añadir más cantidad de fruta para que te sepa más dulce. Pero, a medida que te acostumbras al sabor, debes ir reduciendo su cantidad e intentar no mezclar más de dos frutas (idealmente, solo una).


Algunas ideas de recetas de zumos y batidos verdes

Recetas hay todas las que quieras y más. Yo te voy a dejar algunas recetas propias y ajenas. En mi caso, voy variando según los ingredientes que están en temporada y lo que tengo en ese momento en la nevera. Reconozco que me gustan tanto los zumos como los batidos, pero suelo tomar más batidos porque me da menos pereza limpiar la batidora... Mis batidos estrella en las últimas semanas son estos dos:

  • Pepino, melón, escarola y agua.
  • Apio, manzana (si es ecológica, con piel, semillas y todo menos el rabito), paraguayo y agua.

Umm los dos me chiflan. Te aseguro que el de apio y manzana está buenísimo (el paraguayo es opcional y le da una textura más densa). Yo no era muy fan del apio antes, pero ahora me encanta. El de melón también está muy bueno con perejil o con lechuga, en lugar de usar la escarola.

  • Otro batido que me encanta es receta de Elka Mocker: una rodaja de piña, medio mango (puede ser congelado), medio limón, perejil y agua. Buenísimo.
  • Y un zumito para mantener el bronceado veraniego que puedes encontrar en Conasi: mango, piña, naranja, zanahoria y pepino. Aquí hay más de dos frutas, pero está tan bueno que podemos permitirnos una excepción. Y también se pueden preparar con este zumo unos deliciosos zumo-polos saludables.

Te dejo aquí otras recetas de zumos del chef Yorgos Iannidis del restaurante Crucina de Madrid (el único restaurante crudivegano de Europa). Él dice que el 60% de los zumos deben ser verdes y el 40% de frutas (maduras), que los de frutas se deben tomar por la mañana y que la manzana y la zanahoria son neutras y van con todo.

  • Pepino, zanahoria, remolacha y manzana verde de la variedad granny smith (ácida).
  • Remolacha, tomate, naranja y zanahoria.
  • Manzana, zanahoria y canela.
  • Manzana verde y limón (desintoxicante).
  • Pera y jengibre (para la piel).
  • Zanahoria, jengibre, manzana y perejil (el jengibre es estimulante).
  • Naranja, manzana y fresa (para la retención de líquidos).


Si te apetece saber más

Te dejo un enlace para ver un documental muy interesante sobre la historia de sanación de un hombre obeso a base de zumoterapia: "Gordo, enfermo y casi muerto" (en inglés subtitulado en español).

Te dejo también aquí la entrevista completa de Ana Moreno al chef Yorgos Iannidis en el programa de radio Café Morenini.

Algunos libros:

Y aquí puedes ver el taller completo de batidos verdes del máster de cocina vegetariana 70% cruda que organiza Ana Moreno, donde además de recetas, cuenta también más sobre la historia de Victoria Boutenko.


Espero que, si no lo hacías ya, te hayan entrado ganas de probar los zumos y batidos verdes e incorporarlos a tu dieta. Son una delicia y, sobre todo ahora en verano, apetecen muchísimo y sientan fenomenal. Cuéntame tu experiencia y comparte en los comentarios tus recetas favoritas para que las probemos todos.

Puedes escribir un comentario o volver a la página de artículos